uno
dos
tres
cuatro
cinco
seis - Biombo


«… siempre junto al beso, en el bosque de los signos. Emboscada en ti misma, de ti misma asomando, presa de tu libertad; pulso que te hace volver en ti, de ti. Apenas entreviéndolo cuando con pasos muy livianos dejas el cuarto en sombra definitiva e inventas el espejo. De tu ceguera furtivo al otro lado abro las alas de la puerta de par en par, y por el corredor de la luz entras a formar parte del tiempo,



Preludio y Fuga en si menor BWW544, Madrid 2004, las luces del edificio de cuatro portales caen como racimos frente a la ventana en la que escribiste Genshin Daïken. Y sus bisagras, cual libélulas detenidas, hacen oscilar el intelecto entre este mundo y el de allá: Genshin Daïken, fórmula para replicarse interminablemente, audacia de la fuga transversal, un velo se entreabre y tu reflejo se refleja y se escapa por dentro,

Preludio y Fuga en fa menor BWW534, Kyoto a las cinco de la tarde, junto a una estela que hace mención del cielo por su belleza prístina, oyes cerca el pequeño gentío de un arroyo y el beso decantándose; y en lo secreto del jardín, parametrizado el silencio, un velo nuevamente se desnuda de la forma,

Preludio y Fuga en do menor BWW546, Buenos Aires, una calle sin fecha, un álamo carolina que expresa al ascender el movimiento de tus labios, su escritura enigmática, una ligera nube allá en lo alto…»

Stilya

dos
cuatro

© zonamoebius.com 2003-2004